(+34) 657 87 68 34 (+34) 657 87 68 34

SOUNDSORY – Entrenamiento multisensorial

269,10 

SOUNDSORY® es un programa de entrenamiento multisensorial.
Ayuda a mejorar las capacidades motoras y cognitivas.

El programa consiste en escuchar música especialmente concebida con modificaciones neuro-acústicas así como efectuar una serie de movimientos corporales bien específicos. Es un programa de 30 minutos diarios durante 40 días que se puede hacer en casa.

SOUNDSORY® es seguro y eficaz. Puede ayudar a personas con:

  • Retrasos motores, equilibrio y coordinación
  • Espectro autista y retrasos en el desarrollo
  • Desorden del procesamiento sensorial y auditivo
  • Déficit de atención (ADD y ADHD) con o sin hiperactividad

¡Creemos en el poder de la neuroplasticidad!

A cualquier edad es posible que el cerebro cambie, evolucione y genere nuevas conexiones a través de una estimulación específica y constante.
El programa SOUNDSORY® fue creado para proveer una rica estimulación neurosensorial. Ayuda al cerebro a reorganizarse creando nuevas conexiones neuronales.
SOUNDSORY® ejerce un efecto a todo nivel, desde lo más básico de la integración sensorial hasta las funciones cognitivas más avanzadas.

Disponible para reserva

Descripción

SOUNDSORY® es un programa de entrenamiento multisensorial.
Ayuda a mejorar las capacidades motoras y cognitivas.

El programa consiste en escuchar música especialmente concebida con modificaciones neuro-acústicas así como efectuar una serie de movimientos corporales bien específicos. Es un programa de 30 minutos diarios durante 40 días que se puede hacer en casa.

SOUNDSORY® es seguro y eficaz. Puede ayudar a personas con:

  • Retrasos motores, equilibrio y coordinación
  • Espectro autista y retrasos en el desarrollo
  • Desorden del procesamiento sensorial y auditivo
  • Déficit de atención (ADD y ADHD) con o sin hiperactividad

¡Creemos en el poder de la neuroplasticidad!

A cualquier edad es posible que el cerebro cambie, evolucione y genere nuevas conexiones a través de una estimulación específica y constante.
El programa SOUNDSORY® fue creado para proveer una rica estimulación neurosensorial. Ayuda al cerebro a reorganizarse creando nuevas conexiones neuronales.
SOUNDSORY® ejerce un efecto a todo nivel, desde lo más básico de la integración sensorial hasta las funciones cognitivas más avanzadas.

Programa de 40 días. 30 minutos diarios durante 40 días.

Programa de escucha de música rítmica:

  • Específicamente creada y modificada para favorecer el ritmo
  • Utiliza un filtro dinámico patentado para captar y retener la atención del cerebro
  • Utiliza conducción ósea y aérea para estimular el sistema auditivo integralmente

Ejercicios de movimiento corporal:

  • Desde los reflejos primitivos hasta los movimientos repetitivos más complejos
  • Enfocado en las capacidades propioceptivas, la postura y la coordinación
  • Adaptado para uso personal o con clientes

Tecnología

  • 40 días de sesiones musicales rítmicas
  • Acceso en línea a más de 50 vídeos de ejercicios de movimientos corporales y consejos para el uso diario
  • Música tratada con un filtro dinámico patentado
  • Conducción aérea y ósea de calidad incomparable
  • Monitor y controles para una navegación sencilla
  • 9 horas de autonomía
  • Modo Bluetooth® para un uso standard de un casco sin cable (con micro integrado)

Informacion acerca del programa

SOUNDSORY® utiliza un enfoque multisensorial que combina el sonido con el movimiento para estimular los sistemas vestibular y auditivo simultáneamente. Este método integrado proporciona un enfoque único para el procesamiento sensorial, la regulación emocional y el desarrollo de habilidades cognitivas.

VIDEO

El programa rítmico de música

La música ha sido grabada específicamente para enfatizar el ritmo de los sonidos con el fin de activar el movimiento del cuerpo. Además, se procesa electrónicamente utilizando un sistema de filtro dinámico patentado para crear contrastes de sonido específicos.

Este efecto está diseñado para ayudar al cerebro a adaptarse a estos cambios, así como para desarrollar la capacidad de predecir el cambio: al igual que en la vida real, en la que constantemente se adapta, predice y se ajusta a los cambios a su alrededor.

Finalmente, el sonido se transmite utilizando la conducción tanto aérea como ósea para brindar una estimulación única y eficiente del sistema auditivo y vestibular.

Ejercicios de movimiento corporal

Estos ejercicios están diseñados para apoyar la integración del cerebro y el cuerpo a través de una progresión del desarrollo. Incorporan la integración de los reflejos primitivos, al tiempo que apoyan y desarrollan la conciencia corporal, el control postural y la coordinación corporal.

Al fortalecer estas habilidades motrices sensoriales fundamentales, observamos mejoras en las funciones cognitivas más complejas que ayudan a apoyar el aprendizaje.

En 30 minutos al día durante 40 días, SOUNDSORY® proporciona una poderosa estimulación del cerebro y desencadena las capacidades de autoorganización del sistema nervioso.

Beneficios

El objetivo principal de SOUNDSORY® es establecer buenos fundamentos, desde los fundamentos de la integración sensorial hasta funciones cognitivas más complejas. Se basa en un concepto conocido como neuroplasticidad: el cerebro puede cambiar a sí mismo y crear nuevas conexiones a través de la estimulación específica y repetida.

Movimiento, Balante y coordinación

El programa de movimiento SOUNDSORY® se enfoca en desarrollar habilidades propioceptivas a través de ejercicios de movimientos repetitivos específicos. El programa de música rítmica también está diseñado para estimular el sistema vestibular que ayuda al cerebro a integrar mejor la información relacionada con la posición del cuerpo, el equilibrio y el movimiento.

Procesamiento auditivo y sensorial

El objetivo del programa de música SOUNDSORY® es activar las conexiones neuronales en diferentes áreas del cerebro a través del canal auditivo y, en última instancia, entrenar el oído y el cerebro para analizar y procesar la información sensorial con mayor rapidez y precisión.

El sistema de filtro dinámico

 

Desarrollar la capacidad de predicción del cerebro para crear confianza en uno mismo

Ser capaz de tratar correctamente la información sensorial es poder comprender, anticipar, predecir y adaptarse al cambio constante de la información proveniente del entorno. SOUNDSORY® transmite la música con cambios repentinos de tono, de timbre y de intensidas. Estos contrastes no surgen por azar y se accionan para facilitar la integración del ritmo de la música.

Para tratar correctamente la información sensorial se requiere la capacidad de predecir y anticipar para asimilarla y responder a tiempo y de manera adecuada.

Por ejemplo, si estuviera a punto de tomar una taza de café caliente, lo haría con mucha atención ya que su cerebro evalúa naturalmente la situación, anticipa el riesgo de quemadura y adapta así sus movimientos y coordinación.

No tomaría la taza de la misma manera si el contenido pareciera frío o helado. En otras palabras, el cerebro emite constantemente hipótesis basadas en la información contextual y sensorial para anticipar una reacción apropiada.

Al escuchar la música, el cerebro construye activamente una predicción basada en la melodía y en su comprensión del ritmo. Cuando la predicción del cerebro se confirma, sentimos satisfacción y confianza en nosotros mismos, el cerebro mejora su capacidad de concentración y de desarrollo de competencias organizativas.

Cuando la predicción no se confirma, se crea confusión y desorganización. Este supuesto se da cuando el cerebro no dispone de tiempo suficiente para generar una predicción correcta o cuando la entrada sensorial es demasiado compleja o demasiado extraña.

Cuando no se logra activar el sentido del ritmo, la música se analiza cognitivamente como ruido. Piense por ejemplo en las personas mayores que oyen música heavy metal por primera vez.

Soundsory Patented Dynamic Filter

SOUNDSORY® Filtro dinámico patentado

El filtro dinámico crea contrastes sonoros, creados para ayudar a desarrollar la capacidad de predicir. Dado que la música tiene mucho ritmo y presenta una variación de intensidad previsible, es fácil para el cerebro anticipar estos contrastes sonoros y crear confianza y satisfacción.


Además, el filtro dinámico mediante el cual la música ha sida tratada favorece la transmisión de sonidos agudos y es precisamente a estos sonidos que la gran mayoría de las células sensoriales son particularmente receptivas. Tiene por tanto un efecto muy estimulante en el cerebro y en el oído que se entrenan para percibir la claridad de los sonidos y favorecer el tratamiento auditivo.

El sistema de conducción aérea y ósea

Para estimular eficazmente el cerebro, SOUNDSORY® utiliza dos tipos de tratamiento del sonido: la conducción aérea y la conducción ósea. Estos dos canales transmiten la música de manera diferente y complementaria y permiten optimizar el tratamiento de la información sonora.

¡El sonido es vibración! Cuando se propaga en el aire utilizamos el término “conducción aérea”. El sonido se propaga aún mejor a través de los huesos del cuerpo: a eso se le llama conducción ósea. Cubra sus orejas y hable con normalidad. Usted oye su voz con perfecta claridad porque atraviesa principalmente los huesos del cráneo. Hable más alto y podrá sentir su cuerpo vibrar. Ponga la mano en su cabeza y diga HMMMMM para sentir esta vibración. SOUNDSORY® está equipado de auriculares de transmisión aérea y de un vibrador de conducción ósea en la parte superior del cráneo.

¡El sonido es vibración! Cuando se propaga en el aire utilizamos el término “conducción aérea”. El sonido se propaga aún mejor a través de los huesos del cuerpo: a eso se le llama conducción ósea. Cubra sus orejas y hable con normalidad. Usted oye su voz con perfecta claridad porque atraviesa principalmente los huesos del cráneo. Hable más alto y podrá sentir su cuerpo vibrar. Ponga la mano en su cabeza y diga HMMMMM para sentir esta vibración. SOUNDSORY® está equipado de auriculares de transmisión aérea y de un vibrador de conducción ósea en la parte superior del cráneo.


Conducción aérea

El sonido, que proviene del canal auditivo, llega a la membrana del tímpano antes de alcanzar el oído interno y de ser transmitido al cerebro.

Conducción ósea

El sonido se transmite directamente al oído interno sin pasar por el tímpano. La transmisión ósea es 10 veces más rápida que la conducción aérea y de mucha mejor calidad. Es también la manera más natural de oirnos.


Esta doble transmisión del sonido a la vez por vía aérea y a través de los huesos va a permitir al cerebro analizar de manera óptima el mensaje sonoro sensorial.

La conducción ósea permite asimismo transmitir mejor las frecuencias bajas que rigen el sistema vestíbular. El papel principal del sistema vestibular ees el manejo de la gravedad, el equilibrio, la coordinación y la orientación espacial. También se encarga de detectar los cambios de movimiento corporal para permitir los ajustes de postura constantes. Gracias a esta conducción ósea única, SOUNDSORY® estimula directamente el sistema vestibular en su integralidad.

Los ejercicios de movimientos corporales

Nuestro cerebro influye en nuestro cuerpo y viceversa. Ciertos movimientos físicos realizados de forma reiterada pueden tener un impacto significativo sobre el desarrollo de las funciones cognitivas y ejecutivas.

El programa sensorial-motor SOUNDSORY® ofrece al usuario una serie de 50 ejercicios muy específicos que permiten a las redes neuronales del cerebro desarrollarse y volverse más eficaces. Los ejercicios de movimientos corporales pueden adaptarse fácilmente a cada persona. Siempre y cuando el usuario de SOUNDSORY® los haga lo mejor que pueda, no puede “fallar”.

Los ejercicios de movimientos corporales de SOUNDSORY® se han creado especialmente para concentrarse en 3 aspectos diferentes:

El movimiento somático

El programa SOUNDSORY® ayuda a integrar correctamente los reflejos “primitivos” o “arcaicos” a través de una serie de ejercicios somáticos repetidos. Estos reflejos primitivos son movimientos automáticos que vienen del cerebro y que se ejecutan sin implicación cortical. Estos son los movimientos característicos de los recién nacidos al reponder a un estímulo. Cuando estos movimientos no se han ejecutado e integrado correctamente antes de desaparecer, se puede crear una mala conciencia corporal y problemas de postura.

Algunos de los movimientos en el Programa SOUNDSORY® tienen el objetivo de trabajar la toma de conciencia sobre el cuerpo y corregir de esta manera las malas costumbres posturales al aumentar el tono muscular.

Ritmo y coordinación

Caminar, hablar e incluso respirar implica ritmo y coordinación. Estas funciones están vinculadas a la mayoría de los movimientos simples y complejos que se realizan a diario. Soundsory® propone varias series de movimientos que deben hacerse aumentanto progresivamente el ritmo. Estos movimientos pueden implicar la sincronización y coordianción de varias partes del cuerpo.

Equilibrio y percepción espacial

El equilibrio y la percepción espacial están íntimamente vinculados a la propriocepción, es decir, a la toma de conciencia del cuerpo en el espacio y a la percepción de los movimientos y de la postura. Se invita al usuario a ver y repetir movimientos más o menos complejos de manera que tome progresivamente conciencia de su cuerpo y pueda proyectarse correctamente en el espacio.

Neuroplasticidad

Ayude al cerebro a desarrollar nuevas conextiones. Enséñele el camino.

Uno de los desarrollos científicos más significativos de los inicios del siglo XXI ha sido el descubrimiento que demuestra que el cerebro es un sistema dinámico y en perpétua reconfiguración. La plasticidad neuronal se expresa mediante la capacidad del cerebro de crear, deshacer o reorganizar las redes de neuronas y las conexiones de estas neuronas a lo largo de toda una vida. Con 87 mil millones de neuronas y la posibilidad de que cada una de ellas pueda establecer hasta 30.000 conexiones, las posibilidades de desarrollo del cerebro son infinitas.
Hace algunas décadas, los científicos pensaban que el cerebro no podía modificarse o evolucionar. Pensaban que después de la infancia no podía desarrollarse ninguna neurona nueva y que ciertas vías neuronales se volvían fijas.

Se creía también que las diferentes zonas del cerebro estaban dedicadas a sus propias especialidades y que no se separaban de ellas nunca. Hoy, sabemos que el cerebro tiene muchos más matices. En algunas zonas del cerebro se desarrollan neuronas nuevas y a lo largo de toda la vida. Y lo que es más importante, se pueden formar nuevas vías neuronales y, cuando la enfermedad o los daños ocurren en una parte del cerebro, los mapas corticales pueden rediseñarse para compensar la pérdida de función. Esta capacidad del cerebro de cambiar se denomina neuroplasticidad (también llamada plasticidad cerebral). Es la capacidad del cerebro de reorganizarse formando nuevas conexiones neuronales a lo largo de toda la vida.

Aunque está ampliamente aceptado que el cerebro no es fijo y que puede establecer nuevas conexiones, la forma en que podemos favorecer y facilitar ese cambio no está todavía clara. Durante la infancia, cuando el cerebro es muy inmaduro, esta plasticidad es máxima. Los bebés son capaces de integrar una gran cantidad de comportamientos e información y de desarrollar redes neuronales para compensar los daños o las enfermedades. De hecho, la forma en que nuestro cerebro integra y trata la información sensorial desde el nacimiento debería ayudarnos a entender cómo podríamos fomentar la plasticidad cerebral a lo largo de la vida. Estimamos que 3 componentes son fundamentales en el proceso de refuerzo de las conexiones neuronales, igual que un bebé que aprende a hablar su idioma materno:

El interés

Desde luego, nuestra propia motivación es fundamental, pero aquí hablamos de interés cerebral más que de motivación personal. Debemos captar la atención del cerebro para activar su interés. Cuanto más maduro es el cerebro, más difícil es captar su atención. En SOUNDSORY®, la música se trata con un filtro dinámico creado para captar la atención del cerebro, como lo haría naturalmente el bebé con los sonidos nuevos y las melodías que le permiten integrar su lengua materna.

La intensidad

Para reforzar las conexiones neuronales el cerebro necesita un entrenamiento sensorial intenso. El oído es el órgano perfectamente adaptado a esta función, puesto que el 70% de la estimulación cerebral viene del oído. Los ejercicios movimientos corporales combinados con una música dinámica transmitida por conducción ósea y aérea, hacen de las sesiones SOUNDSORY® un programa completo e intenso que ayuda al cerebro a integrar mejor la información multisensorial.

La repetición

Nosotros no nos levantamos un día con la capacidad de hablar nuestro idioma materno o montar en bici. El cerebro necesita tiempo y repeticiones para explorar nuevas conexiones, por ejemplo balbucear antes de poder hablar. Reforzar nuestra capacidad cerebral requiere tiempo y repetición. La buena noticia es que una vez que el cerebro establece nuevas conexiones, con el tiempo y fuerza de repetición, éste puede transformar las carreteras en autopistas. Por este motivo, SOUNDSORY® ha sido pensado para utilizarse durante 40 días con una mezcla de sesiones musicales y de ejercicios de movimientos corporales.

El protocolo

La duración del programa es de 40 días con una sesisón diaria de 30 minutos. Esta sesión se realiza en dos tiempos, primero con 25 minutos de escucha musical y a continuación con 5 minutos de ejercicios de movimientos corporales (todavía escuchando la música).

1
sesión al día

30′
minutos al día en total

5 à 7
veces a la semana

La duración del programa se ha pensado para que sea a la vez eficaz y sin riesgos. Para aprovechar plenamente el programa SOUNDSORY®,es importante observar que el entrenamiento del cerebro requiere tiempo y repeticiones. Recomendamos no hacer largas pausas entre las sesiones cotidianas. Si es posible, realice el programa durante 40 días para maximizar sus progresos.

¿Necesita retomar el programa tras una interrupción de varios días?

  • Si ha completado el entrenamiento durante más de 20 días, pero lo ha interrumpido durante más de 5 días consecutivos, retome el programa desde el décimo día.
  • Si ha completado el entrenamiento durante menos de 20 días, pero lo ha interrumpido más de 5 días consecutivos, retómelo desde el principio.
  • Si lo ha interrumpido durante más de 20 días consecutivos, vuelva a empezarlo desde el principio.

¿Necesita retomar una sesión diaria?

  • Si ha realizado menos de 20 minutos de entrenamiento, espere una hora o más y vuelva a empezar desde el principio.
  • Si ha realizado más de 20 minutos de entrenamiento, retome el programa al décimo minuto cuando esté preparado.

¿Se ha equivocado de día?

  • Si se ha equivocado de sesión diaria, sustituya simplemente la que ha realizado por la que no ha hecho en su próxima sesión.

¿Necesita tiempo para adaptarse mejor?

En lo que se refiere a la parte de escucha musical del programa:

  • Si tiene una sensibilidad auditiva, empiece con sesiones más cortas y auméntelas progresivamente a medida que la sensibilidad disminuya.
  • Si realmente no puede soportar una de las canciones, pase a la pista siguiente y repítala dos veces. Intente volver a la pista que ha saltado cuando se sienta mejor.

En lo que se refiere a la parte de movimientos corporales del programa:

  • Si encuentra los ejercicios demasiado sencillos, realícelos más rápidamente y aumente el número de repeticiones.
  • Si encuentra los ejercicios demasiado difíciles, hágalos lo mejor que pueda. Si ayuda a una persona que tiene graves dificultades, proporciónele el mejor apoyo posible, y sobre todo no la obligue si no quiere cooperar.
  • Si usted o la persona a la que ayuda no puede realizar los ejercicios, quizá pueda mover algunas partes del cuerpo durante unos minutos. Algunos ejercicios puede que se adapten mejor a sus necesidades y capacidades.

    Consejos y buenas prácticas

    El programa engancha mucho y es dinámico. Debe relajarse cuando lo comience, y evitar hacer cualquier cosa que requiera atención o genere estrés. No dude en moverse, en jugar y bailar al mismo tiempo que escucha la música. También puede ser creativo con sus manos o simplemente relajarse y disfrutar del ritmo.

    Buenas prácticas para organizar sus sesiones

    • Durante las sesiones de escucha, evite utilizar pantallas (televisión, ordenador, teléfono móvil, etc…)
    • Evite conducir un automóvil o estar en un vehículo en movimiento (tren, coche, avión).
    • Siga las sesiones cuando se sienta más relajado en el día.
    • Para crear un automatismo, realice su sesión todos los días a la misma hora.
    • El programa es muy flexible. Puede realizarlo antes de acostarse, pero no cambie la hora de irse a la cama para realizar la sesión.
    • Evite dormir durante una sesión.

    Si se siente demasiado cansado para realizar la sesión diaria, no se obligue. Puede continuar el día siguiente.

    Buenas prácticas justo antes de comenzar una sesión diaria

    • Verifique que los auriculares estén cargados.
    • Asegúrese de estar libre durante los próximos 30 minutos.
    • Cambie el volumen para que sea más cómodo y se adapte mejor a sus necesidades. Ni demasiado fuerte, ni demasiado bajo.
    • Asegúrese de poder acceder a los ejercicios de vídeo en nuestra página web justo después de los 25 minutos de escucha musical.
    • Anote el número de la sesión que va a realizar.
    • Asegúrese de que el arco del casco toca su cráneo para activar correctamente la conducción ósea.

    Buenas prácticas durante las sesiones de escucha. “Abra los oídos”

    • No dude en moverse: andar, bailar, correr…
    • No dude en ser creativo: dibujar, pintar, construir…
    • No dude en jugar: cartas, puzzles, legos…
    • No dude en relajarse
    • Evite todo tipo de estrés
    • Evite comer y masticar
    • Evite las pantallas
    • Evite hablar
    • Evite conducir

    • Buenas prácticas cuando realice los ejercicios. “Haga lo mejor que pueda”

    • Utilice un espejo
    • Tómese su tiempo para hacerlo lo mejor posible
    • Repita los ejercicios más allá de los 5 minutos diarios previstos si se siente bien
    • Adapte los ejercicios a lo que sea capaz de hacer

Consejos para padres y madres

Ya tenga dificultades su hijo, ya sea joven o adolescente, quizá piense usted que realizar sesiones durante 40 días puede representar un verdadero problema no sólo para él, sino también para usted. A continuación encontrará algunos consejos prácticos.

Entendemos que el programa requiere tiempo y disponibilidad. Cuando sea posible, ayude a su hijo a entenderlo y háblele de sus beneficios. ¡Recuerde que la motivación forma parte del éxito de cualquier programa! Sobre todo, no obligue a su hijo y al contrario, intente buscar la forma de que acepte y aprecie el programa. El refuerzo positivo es siempre una buena solución. Puede utilizar calendarios u horarios visuales. Es importante adaptar la explicación a la edad y a la comprensión de su hijo. Aquí tiene algunos consejos útiles:

1. Presentar la tecnología a su hijo

La conducción ósea es un concepto muy intrigante. Puede explicar a su hijo de qué manera sus “huesos” pueden escuchar. Puede ponerle su dedo sobre el arco para sentir la vibración. Puede también ponerse los aurículares tapándose las orejas para percibir la música directamente vía transmisión ósea. Puede explicarle que la conducción ósea está “directamente conectada al cerebro” y que rodea algunas partes del oído:

  • Invite a su hijo a taparse las orejas y a hablar en voz alta; a sentir su voz en la cabeza.
  • Invítele a poner una mano encima de su cabeza, a cerrar la boca y a decir mmmmmm. Sentirá la vibración en su cabeza.
  • Invítele a tomar SOUNDSORY® en las manos, poner el volumen al máximo y pedirle que con sus dedos toque el conductor óseo encima de la cinta para sentir la vibración.

El filtro dinámico también es un concepto muy sorprendente. Para que su hijo pueda entenderlo, puede pedirle que le advierta cada vez que note contrastes sonoros, incluso si son sutiles. Puede explicar que el cerebro es muy sensible a estos cambios repentinos y que es un buen medio de captar la atención como por ejemplo cuando alguien chasca los dedos para atraer su atención. El filtro dinámico atrae la atención del cerebro el cual intenta anticipar el sonido de manera inconsciente.

La música es variada y estimulante. Hay muchos tipos de música en el programa. Si es capaz, pida a su hijo que intente reconocer el estilo de música de cada pieza. Si no es posible, intente hacer que se mueva o que baile en función del estilo de música.

Cómo presentar las sesiones de escucha

SOUNDSORY® puede utilizarlo toda la familia. Para suscitar el interés de su hijo, siempre es bueno mostrar que mamá o papá utiliza también el casco. Eso le motivará mucho más a escuchar la música y le hará sentirse más a gusto con la utilización diaria del casco. Es también una buena oportunidad para que compartan un momento agradable con su hijo. Enséñele que no es el único que tiene dificultades. ¡Que todo el mundo puede beneficiarse del programa!

Recomendamos también organizar la sesión a la misma hora todos los días para crear buenos hábitos de escucha.

Si después de todas estas sugerencias su hijo todavía no quiere utilizar SOUNDSORY®, aquí tiene un último consejo: enséñele cómo puede activar el modo Bluetooth conectando directamente los auriculares a su teléfono. A continuación, deje que escuche algunas de sus canciones preferidas ¡con su nuevo casco inalámbrico! Una vez que haya tenido la experiencia, ¡tendrá usted una excelente herramienta de negociación! Puede decirle: “Primero, escuchas la música de SOUNDSORY® y luego podrás escuchar una de tus canciones”.

Durante las sesiones

SOUNDSORY® le ofrece una excelente ocasión de jugar con su hijo. Intente organizar algunas actividades que le gusten mucho como la pintura, el dibujo, los juegos o la construcción de lego. Es un medio de compartir un momento agradable con su hijo en un mundo muy ocupado y siempre en movimiento.

Primera utilización – configuración y parámetros

 

Colocar el casco

Para sacar provecho del programa de escucha musical, asegúrese de que el arco del casco está en contacto directo con la parte superior de su cabeza. Encontrará a cada lado del casco las letras « L » (izquierda) y « R » (derecha) para ponerlo en sentido correcto.


Encender el casco

Para encender su SOUNDSORY®, press pulse en el botón de debajo del menú y manténgalo apretado unos segundos hasta que en la pantalla aparezca “WELCOME” (BIENVENIDO).

Asegúrese de que el casco esté suficientemente cargado antes de iniciar una sesión para evitar toda interrupción.

El programa arranca automáticamente en la sesión correcta a partir de la última sesión escuchada.


Comenzar la escucha

Pulse el botón “play / pause” (modo lectura / pausa) en el centro del menú para iniciar la sesión de escucha musical. Para detener la escucha, pulse una segunda vez en el botón “play / pause”.


Navegar el menú

Si desea comenzar otro día, pulse brevemente el botón de debajo del menú, llamado “home / power” y a continuación utilice los botones con las flechas para navegar hasta el día deseado.

Cada día contiene varios dossiers. Tomemos el ejemplo del día 1.
– El primer dossier “DAY 01.1″ (DÍA 01.1) es el programa de escucha musical de 25 minutos.
– El segundo dossier “DAY 01.2” (DÍA 01.2) es el programa de escucha musical que acompaña los 5 minutos de ejercicios de movimientos corporales. Debe realizar los ejercicios escuchándolo.


Ajustar el volumen

Para ajustar el volumen, utilice los botones + y – en el auricular derecho del casco. El sonido no debe ser ni muy bajo ni muy alto. Si configura el casco para otra persona, asegúrese de que esté adaptado a su propia sensibilidad. Si apaga y enciende el casco, el sonido aparecerá de nuevo al volumen normal de 11.


Cargar SOUNDSORY®

Para cargar SOUNDSORY®, conéctelo a uno de los puertos USB estándar de su ordenador o a su cargador de pared con el cable que viene con el casco. Cuando esté totalmente cargado, puede verlo en el icono que muestra la pila en la esquina superior derecha de la pantalla. Para apagar el aparato, pulse el botón de debajo del menú y manténgalo pulsado durante varios segundos.


Utilizar SOUNDSORY® en modo Bluetooth

También puede utilizar el casco en modo bluetooth para escuchar cualquier tipo de música e incluso efectuar llamadas telefónicas. En el auricular derecho del casco, en la parte superior, cambie simplemente el botón de “TF” al logo “Bluetooth”. A continuación, seleccione “SOUNDSORY®” en los parámetros bluetooth del aparato al que desea conectarse. Cuando se utiliza el casco en modo bluetooth, la conducción ósea se desactiva automáticamente.

 

VIDEO

 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.